¿Por qué hacer un proyecto de voluntariado ESC (en tiempos de convid-19 y siempre)? Testimonio de Dalila – voluntaria en Nexes

banner_dalila-33

Me llamo Dalila, soy portuguesa y estoy realizando un proyecto de voluntariado a través del Cuerpo Europeo de Solidaridad (ESC) en la cooperativa Nexes Interculturals, en Barcelona, ​​desde noviembre de 2020. Ahora mismo estoy en el medio de mi proyecto, que tiene una duración de 10 meses, y ha llegado el momento de reflexionar sobre el camino recorrido y la sensación de tener una experiencia de voluntariado fuera de mi país, especialmente en la época que vivimos.

Es verdad. La pandemia ha traído miedo. El miedo es paralizante. Pero el mundo siempre sigue su ritmo, la sociedad y sus desafíos también. Para mí, no hay mejor ni peor momento para ayudar a alguien. Tampoco hay un momento especial para decidir romper nuestros miedos. Tener una experiencia fuera de nuestra zona de confort siempre nos desafía a crecer.

En estos cinco meses que yo colaboré con Nexes tuve la oportunidad de aprender un nuevo idioma, de educarme en temas relacionados con la Cultura de Paz y la Economía Social y Solidaria, y de trabajar en comunicación con más libertad. Conocí a personas de diferentes países y continentes, me contaron sus luchas y sus proyectos, también compartieron la forma en que nos ven y nuestros hábitos. Conocí otras organizaciones y cooperativas que luchan por una sociedad más justa, por los derechos de los migrantes, por ejemplo, y que realmente funcionan con modelos económicos sostenibles.

El virus no destruyó las ganas de vivir que se respira en Barcelona, ​​y las mascarillas no silencian los discursos de las poblaciones locales en sus manifestaciones.

Es cierto que Barcelona 20/21 no es la misma ciudad llena de turistas de 2018, año que visité brevemente la ciudad de vacaciones. Las mascarillas están siempre presentes y las encuentros con más de 6 personas prohibidos. Pero la manera vibrante y cariñosa con la que viven los catalanes en su ciudad se mantiene, y se hace aún más visible a través de los parques y calles de la ciudad. La gente sigue siendo amable y te da la bienvenida. El virus no destruyó las ganas de vivir que se respira en Barcelona, ​​y las mascarillas no silencian los discursos de las poblaciones locales en sus manifestaciones. Ya no te sientes un grano de arena frente a la Sagrada Familia… ahora tienes una vista privilegiada y puedes leer un libro tranquilamente. Es la belleza encantadora la que me hace enamorarme cada vez más de esta ciudad… Incluso con un escenario menos sonriente, aprendí y viví tanto en los últimos meses …

¿Por qué hacer un proyecto de voluntariado ESC (en tiempos de convid-19 y siempre)? Porque te conviertes en una persona más rica personal y profesionalmente después de una experiencia de voluntariado fuera de tu país. Conoces diferentes personas, culturas y lugares. Tienes una visión más informada y extensa del mundo. Te conoces mejor. Mejoras tus habilidades: lingüísticas, comunicativas, sociales… Hay una idea que destaco y que me anima en todo momento: la libertad de poder, en un período tan intenso de la historia, afrontar un reto y contribuir a una sociedad más humana, más justa y más unida.

Creo que los proyectos del CES acercan a los países de la UE. Estoy muy agradecida con la UE, Nexes Interculturals y Yupi por darme la posibilidad de hacer este proyecto.

#EvaluacionIntermediaCES #CuerpoEuropeodeSolidaridad #EUSolidiratyCorps #valientesCES

Dalila Fernandes: linkedin | behance | instagram